Bienvenid@ al blog de tek0. Aqui te espero puntualmente para leer mis crónicas de las carreras que participo, entrevistas a atletas de todos los niveles. Todo atletismo, para todos

martes, 4 de febrero de 2014

Ricardo de Pedraza, un atleta de corazón

El próximo mes de Abril Ricardo de Pedraza junto con Anvi y David Magán viajarán hasta Londres para participar en el maratón  llamado Virgin Money Maratón de Londres, es una prueba difícil, donde van a tener que luchar contra todos los obstáculos que se ponga en su camino. 
Antes de esa cita tan importante, Ricardo ha accedido a compartir con nosotros unos momentos de su vida, nos va contar sus impresiones acerca de esa carrera o de otras cosas como por ejemplo lo que hace en un día normal o ese pasado maratón de Valencia donde se estrenó en una prueba de 42,195 m. 
Tras leer la entrevista veo en Ricardo un niño con zapatos nuevos, lo veo ilusionado, con muchas ganas y exigente en esa preparación, quien algo quiere algo le cuesta. Ricardo quizás ha tenido que  adaptarse a marchas forzadas en esta vida, no ha tenido nada fácil y su constancia, su esfuerzo  y su forma de ser le hace ser el atleta que es, pero sobre todo esa persona humilde, sincera y ante todo cercana. 
Estoy muy orgulloso de que haya querido compartirla en el blog y también me siento orgulloso de esos escuderos que tiene y tendrá en ese maratón y en otras muchas carreras, los grandes atletas pueblanos Anvi Criado y David Magán.
Os dejo con la entrevista, Ricardo de Pedraza para vosotros

¿Quién es Ricardo de Pedraza? ¿Cómo fueron tus comienzos en este mundo del atletismo? ¿Has sido siempre el deportista que hoy conocemos?

Ricardo de Pedraza es una persona que desde siempre ha tenido una visión delo que cree que es la vida, y el mundo en general, bastante compleja. Siempre pensando y siempre interiorizando todas las experiencias que vivo y que me rodean. Siempre tengo ese punto de ansiedad por conocer cómo funciona este maravilloso y, a veces, angustioso mundo que es el camino de la vida. Pero ya me estoy poniendo demasiado trascendental.
Siempre me gustó el deporte, lo practicaba con amigos en el instituto. Era malísimo jugando al fútbol y cada vez que pillaba el balón me hacía un esguince de lo patoso que era. Jugaba a todo, baloncesto, balonmano..., pero la primera disciplina seria que probé fue el judo   y ahí fue dónde empecé a encontrar una serie de valores qué después me han venido muy bien para el atletismo.

Nunca practiqué atletismo hasta quedarme ciego. Los comienzos fueron muy duros y lo siguen siendo. Nada más quedarme ciego, me compré una máquina de correr con el fin de entrenarme para la media maratón de Talavera. Recuerdo que me subía en la cinta y me mareaba a una velocidad de 7 km/h. No se me olvidará ese sudor frío y las náuseas que padecía con aquellos mareos. Iba
de lado a lado en la cinta y a mi familia se le caían las lágrimas de verme. Pero al final, los esfuerzos dieron sus frutos y ahí están los
resultados.

¿Cómo fue tu pérdida de visión? ¿Cómo lo recuerdas? ¿Ha sido duro adaptarte a una nueva vida?

Lo recuerdo con total nitidez. Lo he contado muchas veces y, para abreviar, te diré que guardo en mi retina todo el colorido que brotaba de la naturaleza aquel día que iba disfrutando de un rodaje espectacular por la presa de la Portiña: verdes, ocres, azules violáceos...
La adaptación fue dura, pero muy rápida. Creo que lo más duro lo vivieron mi mujer y familia, yo tenía que tirar para adelante como fuese, por ellos. Enseguida empecé a trabajar y a demostrar a los míos que podíamos seguir siendo felices. Tardé un mes, creo recordar, desde que la situación fue irreversible, pero fue un durísimo año y medio de operaciones y de ver cómo te vas quedando ciego día a día.
¿Cómo ha sido el camino hasta ser un corredor de élite?

El deporte de alta competición es algo muy serio, y así has de tomártelo. El camino es muy duro y requiere de la máxima exigencia a diario. Tienes que entrenar tu cuerpo y tu mente hasta límites insospechados. Me refiero a que cuando tu cuerpo dice basta, si entrenas tú mente, el cuerpo será capaz de dar un pasito más. Es muy duro, no hay fiestas, no hay excusas. Sí hay dolor y mucho, pero eso es lo que te hace fuerte, el saber llevarlo. Todo esto es imposible de conseguir si no te rodeas de un buen equipo y te
cuidas mucho.
¿Cómo es para ti el competir ayudado por guías? ¿Es complicado correr entre tanta gente?

Los guías son muy difíciles de conseguir. Han de ser muy buenos atletas, pero han de ser aún mejores personas. Encontrar guías es uno de los mayores problemas que tengo. La semana tiene siete días y hay que correr al menos nueve sesiones, me cuesta conseguir guía para dos, lo demás me lo curro en la cinta de correr. Esto es lo que peor llevo, pues nunca sabré que nivel sería capaz de alcanzar, hasta donde podría llegar si las condiciones fuesen otras. A pesar de todo, llegue a los Juegos Paralímpicos de Londres y, actualmente, soy el campeón de Europa de 5000 m.
No es difícil correr con guía si te fías de él, si no es imposible. Es más difícil correr en la máquina. Correr gente alrededor sólo es peligroso en la salida y en los primeros kilómetros, luego te vas haciendo tu hueco y ya no suele haber problema.
¿Qué significa para ti contar con dos guías como Anvi y David Magán?

Son dos personas que, dentro de sus posibilidades, intentan ayudarme a conseguir mis retos. Les gusta correr por encima de todo, son auténticos runners y, por supuesto, dentro tienen algo más que es lo que les lleva a ayudarme. Son fantásticos, realizan una tarea totalmente altruista, no cobran un duro y están dispuestos a ayudarme. Tú dirás...
En la imagen vemos a Ricardo con uno de sus guías, David Magán
Ahora estas con ellos, pero antes ¿qué otros atletas han sido tus guías? Creo recordar que también corriste con Fernando Rey, ¿no?

Mi primer guía fue Rubén Díaz, un chico que siempre ha ayudado a la gente a hacer deporte y en el que confié para mis primeros pasos. Luego otro amiguete, Luis, con quién corrí el maratón del Sahara ya ciego, y fue una experiencia maravillosa. Después el gran atleta Juan Antonio Araujo, éste fue el primero que me enseño lo que es el atletismo y lo que se sufre. Cada vez que venía a buscarme para hacer series, la noche anterior no dormía pensando lo mal que me lo iba a hacer pasar.

Otros dos fueron Oscar y Oriol, pero fue una relación más bien profesional, se les pagaba por realizar este trabajo, que al fin y al cabo lo es.

Aparte de mi gran amigo Juan Antonio Araujo, otra de las personas con las que más he aprendido es con el gran Fernando Rey. Me enseñó muchas cosas y me demostró con que cariño venía a entrenar conmigo. Lástima que me duró poco la alegría, ya que tuvo la fatalidad del percance en el ojo. Estoy seguro que con él hubiese llegado muy alto, pero esto es así.
Anvi, en la entrevista que le hice, nos comentó como os conocisteis. ¿Cómo valoras el trabajo que hacen contigo?

Anvi lo da todo, se está convirtiendo en un gran atleta por ayudarme a mí. Tiene dos hijos y saca tiempo para poder entrenar conmigo, es increíble. Y David, con el trabajo tan duro que tiene, lo intenta también. Falta que nos organicemos un poco los entrenamientos para que me puedan acompañar más días, pero es complicado.
En el pasado maratón de Valencia, creo que vuestro tiempo fue 2h 57 min., ¿objetivo conseguido o aún hay que limar algún fallo? ¿Qué valoración haces Ricardo?

Lo de Valencia fue una experiencia para los tres. Yo debutaba en la distancia y ellos me llevaban por primera vez en un maratón. Lo disfruté mucho, pero espero que mis guías se hayan quedado con ese recuerdo, porque ahora las cosas ya van en serio y es alta competición. Mucho y nuevo se van a encontrar en nuestro próximo reto, es una competición internacional y las cosas cambian bastante.
¿Nos puedes hacer un resumen de cómo fue esa carrera para ti?
Fue un día impresionante, disfrute mucho de todo el ambiente y de la carrera pues íbamos con algo de margen y, aunque es un maratón, pudimos disfrutarlo.
Tras Valencia, vuestro próximo objetivo es Londres, en abril. ¿Cómo van esos entrenos? 
Bueno, las cosas ya se están poniendo serias, los entrenamientos son durísimos. Yo estoy me estoy haciendo a la distancia cada vez mejor y me voy encontrando entrenamientos que jamás pensé que fuesen tan brutales. Será nuestro segundo maratón y  queda mucho por mejorar. He vuelto a la disciplina de alto rendimiento y esto implica dedicarse exclusivamente a este  deporte
¿Cuál es vuestro objetivo en ese maratón británico? ¿Cómo es el perfil de esa carrera?
En Londres nos vamos a encontrar con una nueva situación. Mis guías no se imaginan lo que es una competición internacional. Creo que nunca han estado en una cámara de llamadas, no tienen experiencia en competir con otros rivales de mi misma categoría y, además, espero que no les pueda la presión que supone un evento de este tipo. Espero que disfrutemos al máximo de esta experiencia, que nos ayude a crecer y, por supuesto, que hagamos una buena marca y podamos estar a la altura de mis rivales. Espero hacer un buen papel, mis rivales están muy fuertes y tienen muchos kilómetros de maratón en sus piernas, pero será bueno que nos vean y que empiecen a pensar que tienen un nuevo rival a tener en cuenta. No creo que sea un maratón fácil, pero ¿lo es alguno?
¿Qué es lo que más temes de ese maratón? Lo más complicado de esa carrera, ¿qué es: carrera, clima...?

Lo que más respeto me da es el clima y que no barajemos bien nuestras posibilidades y nuestros nervios
¿Cómo fue tu experiencia en los Juegos Paralímpicos de Londres? ¿Cómo fue la prueba en la que participaste, los 5000 m.?
Los juegos son el sueño de cualquier atleta, aunque fue una experiencia agridulce. Me hubiese encantado poder compartir todo lo que viví con alguno de esos guías que te he dicho que dejé por el camino. Los Juegos son grandiosos y, estos de Londres, fueron espectaculares: 80.000 personas había en el estadio el día de mi prueba. Intente disfrutar de todo aquello, aunque sabía que iba a sufrir mucho, mi estado anímico era crítico y mi cuerpo ya no daba para más. Llegue a los Juegos al límite, un mes antes me proclame campeón de Europa de 5.000 m y a partir de ahí fui cuesta abajo, pero este deporte es así. 
Anoche leí en tu blog la crónica de la San Silvestre de la Puebla.¿Puedes contarnos un poco porque es tan especial para ti ese día?

La San Silvestre es la última carrera del año, es una carrera para disfrutar, para despedir un año intenso, para sentir en cada kilómetro todo lo que has luchado en ese año y lo que ha merecido la pena haberlo hecho. Es un día para compartirlo con todos los que como tú se calzan las zapatillas durante todo el año y comparten tus mismas experiencias, es el día en que la carrera se convierte en la gran fiesta del corredor, es nuestra mejor forma de despedir el año.
¿Dónde está el techo de Ricardo como atleta?

Creo que uno es atleta para toda la vida. El atletismo es una forma de entender la vida, sus valores se pueden aplicar a las situaciones diarias. Mientras tenga un objetivo o una ilusión, seguiré buscando ese tope que tú llamas techo y que yo llamo plataforma para buscar un nuevo reto. Ya sea en el deporte o en cualquier otro campo de la vida.
Cuando leo tu blog, observo que siempre valoras muchísimo a una persona: tu amiga Yolanda. Cuéntanos un poco de ella

Yolanda es un ejemplo de lo que está pasando ahora mismo en nuestro país. Una persona con un currículum impresionante, con una preparación que ya quisiéramos muchos tener. Creo que es una de esas personas que son capaces de hacer cualquier cosa que se proponga. Es una pena que con su preparación no encuentre trabajo. Son valores que nuestro país está perdiendo poco a poco.

Para mí, Yolanda es todo en mi carrera deportiva. Sin ella no hubiese conseguido absolutamente nada. Siempre trabajando en la sombra, siempre ayudándome en todos los aspectos que conlleva el deporte de alta competición, gestionándome las competiciones, ayudándome en mis entrenamientos diarios en el gimnasio, coordinando viajes, proyectos , sponsor, todo. También me ha ayudado en la adaptación de material para mis estudios de Fisioterapia y antes en los de Psicología. Haciendo un trabajo que no le corresponde y que deberían hacer los que te admiten la matricula en sus centros universitarios.

Pero lo más importante, es que es una amiga que nunca falla, pero nunca y esto es algo sublime. Soy un afortunado por haberla encontrado.
Cuando participas en una carrera, ¿la gente siempre es correcta o alguna vez te has encontrado con alguien que no está dispuesto a ceder medio metro y que así puedas correr mejor?

Ya sé por dónde vas. La gente siempre es maravillosa, aunque a veces todos tenemos un mal día... Esa anécdota no merece la pena comentarla.
¿Cómo es tu día a día desde que te levantas hasta que llegas a la cama?

Es tremendamente intenso. Duermo muy poco, y esto es un hándicap para nuestro deporte.

Hasta hace bien poco un día tipo podía ser este: me levanto a las 6 de la mañana, me voy a entrenar al gimnasio para estar en clase a las 9. Salgo a las tres y vuelvo a entrenar, en el gimnasio o con los guías, mientras que espero el bus me como un sándwich. Acabo de entrenar sobre las 7 y cojo otro bus para ir a la biblioteca a estudiar, llego a casa a las 21:30, ceno y me pongo a estudiar hasta las 2 de la mañana y vuelta a empezar.

Lógicamente esto ahora no es viable. Actualmente me levanto sobre las 7:30, desayuno, entreno, como y estudio, entreno de nuevo y a cenar. He dejado de ir a clase, pues uno se cansa a veces de luchar contra ciertas cosas: ni adaptan las clases ni me facilitan los apuntes que tienen en formato power point. Ya me contarás qué pinto, no es tan difícil querer colaborar un poquito.
¿Qué prefieres una medalla o un récord?

Una medalla, y de oro. Jajajaja.

Cuando dicen que ´´correr es de cobardes´´, ¿qué piensas?

No pienso, corro.
Aquí te dejo unas líneas para que libremente escribas lo que quieras, una despedida para los lectores.

Muchas gracias por dejarme formar parte de tu blog y por hacerme una entrevista tan bonita. Espero que tu blog sea un punto de referencia para todo el que necesite motivación y que sea una herramienta para todos aquellos a quienes nos gusta correr y compartir experiencias de la carrera y de la vida.
 
Estoy muy agradecido a Ricardo, éstas ultimas palabras suyas me hicieron emocionar al leerlo, y leyendo toda la entrevista veo que es un ejemplo como deportista y como persona. Creo en pocas cosas, pero aún creo en las personas buenas de buen corazón, que hacen las cosas por sentimiento, por ser alguien importante en sus vidas. RICARDO, ANVI Y MAGÁN son pura honestidad, puro sacrificio y pura verdad.
Me siento muy orgulloso de poder conocer gente así.
Seguiré muy pendiente de ellos, de su preparación para Londres y si ellos me lo permiten aquí contaremos esa experiencia de Abril. 
Mientras tanto… ´´sigue tu ritmo y llegarás a tu meta´´