Bienvenid@ al blog de tek0. Aqui te espero puntualmente para leer mis crónicas de las carreras que participo, entrevistas a atletas de todos los niveles. Todo atletismo, para todos
mi proximo reto es...
Maratón SEVILLA

sábado, 17 de septiembre de 2016

Álvaro Maldonado, cruzando el Estrecho

Entre la heroicidad y la locura se encuentra nuestro próximo protagonista, su nombre es Álvaro Maldonado aunque popularmente se le conoce como ´´maldonety´´ . Nuestro protagonista cruzó a nado el estrecho de Gibraltar y aquí está en esta entrevista para contarnos su experiencia. Atleta de mi equipo los Runners San Miguel y nadador de MASTER TORRIJOS, he de decir que Álvaro en estos momentos se encuentra participando en otra prueba importante dentro del calendario de nadadores ´´triple corona ILLAS ATLÁNTICAS CÍES BAIONA´´, deseo mucha suerte para este otro reto. Aquí y ahora nos vamos a centrar en ese reto pasado del Estrecho de Gibraltar, ¿¿Comenzamos??




 ¡¡ Bienvenido al blog amigo ¡¡ antes de empezar a conocerte y nos cuentes sobre tu reto de cruzar a nado el estrecho de Gibraltar, me gustaría saber que tal te encuentras días después de tu hazaña.

     Lo primero es darte las gracias por dejarme formar parte de este círculo en el que compartimos momentos todos aquellos que amamos el mundo del deporte. A nivel personal, realmente me encuentro en un momento excelente, los largos entrenamientos, el sacrificio y el esfuerzo de meses atrás comienzan a dar sus frutos. Tanto es así, que este fin de semana, apenas 4 días después del cruce estuve compitiendo en una prueba cerca de Córdoba, obteniendo un buen resultado a nivel personal (6 clasificado de mi categoría), y con sensaciones bastante buenas en el agua.

     Cuéntanos un poco quien eres, preséntate para que te conozcamos un poquito mas y mejor. 

     Bueno mi nombre es Álvaro Maldonado, aunque en este mundo de las redes sociales todo el mundo me conoce como “Maldonety”. Llevo relativamente poco dentro del mundo de la natación, aunque de bien pequeño asistía a los típicos cursillos de verano donde pude aprender la base de este deporte tan maravilloso.

Hace 4 años, tuve la mala suerte de quedarme en paro. Mi padre, trabaja en el mundo de la hostelería y como tal apenas dispone de tiempo libre. Siempre quise y me gustó hacer deporte con él, y al quedarme en paro decidí acompañarle a sus cursillos de natación para de esa forma disfrutar de su compañía.

Allí tuve la oportunidad de conocer a gente que entrenaba a diario, hasta que un día, uno de ellos se acercó a mi y me propuso comenzar en el mundo de las aguas abiertas. He de reconocer que la primera experiencia fue complicada, el agua estaba muy fría (apenas 14 grados), y yo nadaba sin apenas orientación, pero gracias a los compañeros del club que me echaron una mano, todo salió bien, y desde aquel fin de semana, decidí comenzar a formar parte del MASTER TORRIJOS, que es el club con el que actualmente asisto a todas las pruebas a nivel nacional.

Uno cuando lee que una persona va cruzar el estrecho de Gibraltar aparte de flipar piensa que hay que estar un poquito loco. Como llegas a plantearte un dÍa esta experiencia y te pones a ello.

Cada persona, o al menos a mi me pasa, tiene una lista de tareas o retos pendientes que desea hacer en la vida, y desde que comencé a nadar en aguas abiertas, este era uno fundamental para mi.

Tener la oportunidad de cruzar el estrecho no es nada fácil. De hecho hay una lista de espera de hasta dos años para poder hacerlo, a lo que hay que sumar una serie de permisos, currículum deportivo y buena preparación para poder afrontar la prueba con garantías.

En mi caso, llevaba casi un año intentando encontrar una plaza libre para poder hacerlo. El año pasado, varios componentes de mi club lo hicieron y yo me quedé a las puertas de poder acompañarles, por lo que desde entonces llevo intentando encontrar un hueco.
Afortunadamente para mi, el pasado 26 de Julio recibí una llamada de un compañero del club, que se había enterado de una vacante por lesión en el grupo de nadadores que tenían previsto cruzar entre el 29 de agosto y el 04 de septiembre, por lo que sin dudarlo ni un momento, acepté el reto (aquí es donde te doy la razón de estar un poquito loco…;)). Evidentemente, hay pocas oportunidades como esta y ni me planteé dejarla pasar.

Como ha sido la preparación para ello, supongo que habrás estado meses entrenando duro. Como ha sido la preparación y como has entrenado para esta cita del 31 de agosto.

Como os he comentado, la noticia de poder cruzar la recibí con muy poco tiempo de antelación, apenas un mes antes de la cita. Desde entonces, el mes de preparación ha sido muy intenso, con volúmenes de hasta 40 kilómetros semanales. La mayoría de ellos los he realizado en piscina, pero también combinados con salidas a aguas abiertas donde suelo aprovechar para hacer tiradas más largas.

La preparación es similar a la de una maratón de atletismo. Se trata de hacer series de potencia en la piscina, donde se consigue ganar velocidad, y tiradas largas en pantanos o en el mar donde consigues aumentar la resistencia en el agua.

Los entrenamientos han sido planificados por algun experto o entrenador.

Si, en el club tenemos nuestro entrenador Alberto Pérez, que nos dirige y nos asesora a la hora de preparar cada una de las pruebas que realizamos. Alberto hace años también tuvo la oportunidad del cruzar el estrecho, y conoce muy bien las posibles dificultades que se pueden presentar durante la travesía, por lo que te prepara a conciencia para afrontar todo lo que pueda surgir con garantías.

En el caso del estrecho, lo he preparado muy de cerca con mi compañero Manolo, que es quién me consiguió la plaza para el cruce y también pudo cruzar el año pasado. Además, me ha acompañado en gran parte de los entrenos que he realizado tanto en piscina como en aguas abiertas.

Supongo que como en otra competición siempre surgen pros y contras para realizarlo. Que peligros puede surgir dentro de esta proeza.

Si tuviera que definir en una palabra el cruce del estrecho, creo que utilizaría la palabra INCERTIDUMBRE. La gente que conoce bien aquellas aguas, suele decir que en el estrecho no hay dos días iguales.

Lo que más destacaría de forma positiva de la prueba es el atractivo que supone unir a nado dos continentes. Se trata de una referencia en aguas abiertas a nivel nacional e internacional.

Por el contrario, cruzarlo no es nada fácil. Es una zona de confluencia entre el océano Atlántico y el mar Mediterráneo, donde se producen unas corrientes muy fuertes en el agua que pueden dificultar de forma significativa la prueba.

Además otro de los problemas del estrecho es que es una zona con una climatología muy cambiante, donde aparentemente puedes tener condiciones óptimas para la práctica de la natación, y en cuestión de minutos se puede complicar con viento, oleaje, mar de fondo… hasta tal punto de tener que verte obligado a abandonar la prueba.

A todo esto añadir la cantidad de tráfico marítimo que tiene lugar en el estrecho, aunque durante la prueba, vas acompañado de embarcaciones que te protegen de los barcos que cruzan constantemente.

Llega el dia de viajar a Tarifa, ya no hay marcha atrás. Que piensas durante el viaje? En algun momento los nervios te hacen dudar de alguna forma?

El peor momento reconozco que fue cuando me confirmaron el día que nadábamos. Personalmente no me suelo poner nervioso cuando afronto cualquier prueba, pero en este caso la logística y el poco tiempo para poder planificar el viaje me hizo pasar algún que otro mal rato. Me confirmaron que la prueba se iba a llevar a cabo el miércoles casi con total seguridad un lunes por la mañana, y en ese momento yo me encontraba trabajando en Madrid. Buscar alojamiento para mi familia y para mi, coordinar los días de vacaciones en la empresa, hacer maletas… todo esto para poder poner rumbo a Tarifa ese mismo lunes por la tarde…de locos!!

Durante el viaje, respiré aliviado sabiendo que todo iba por buen camino. Disfruté de la compañía de mi familia y mi novia, intenté descansar en el coche, me relajé escuchando música y por fin conseguimos llegar a tarifa después de 7 horas de viaje a las 2.30 am de la mañana.

¿Dudar? Cuando un sueño está a punto de hacerse realidad, no pueden existir dudas. Soy un tio muy testarudo, si se me mete algo en la cabeza, lucho hasta que lo consigo.

Llega el dia D, momento de comenzar. Cuantos nadadores os juntais antes de empezar. ¿Contais con algún apoyo o algo durante la travesía?

Recuerdo los momentos antes de la prueba gracias a las fotos. Lo vivi con tal intensidad que apenas soy capaz de recordar la cara de nervios y preocupación de mi madre y mi hermana. Son momentos de mucha concentración, de juntarse uno mismo con sus pensamientos, de analizar el camino recorrido hasta entonces, convencerte que estás preparado, que todo va a salir bien, y pensar que solo hay un final…AFRICA.

Durante la travesía nos acompañaron dos embarcaciones. Una zodiac, en la que iba mi compañero Manolo y mi novia, que se encargaban de suministrar los avituallamientos, y un barco más grande, que era el que marcaba el rumbo y la dirección del cruce, y que nos echaba una mano a la hora de corregir la trazada con vistas a las corrientes.




     Cuanto tiempo tardaste en hacerlo? Y como fue esas horas de nado. Encontrastes muchos peces,delfines, tiburones? Haznos una crónica de ello para hacernos una idea de ello.

Tardamos 5h18’. Conmenzamos la travesía a las 10h34’ de la mañana. Nada mas meterme en el agua, he de reconocer que me agobié un poco pensando en si había elegido correctamente el traje de neopreno. Decidi llevar un traje sin mangas, que me aliviara la sobrecarga de los hombros que supone tantas horas nadando. Al principio el agua estaba muy fría y dudé si había tomado la decisión correcta. 

Ya estaba en el agua, ya tenía lo que quería delante de mí y no había lugar a estar planteándose las cosas…comencé a nadar con fuerza para aliviar el frío y rápidamente todo volvió a la tranquilidad.

Durante la travesía las condiciones fueron muy favorables, apenas teníamos oleaje y las condiciones del mar eran óptimas. Tuve la suerte de nadar cerca de un banco de delfines, y de encontrarme con un pez luna a escasos 5 metros. Este momento fue especial, porque son peces con una envergadura de casi 2 metros y una aleta dorsal grandísima. 

Normalmente están en la superficie y la dichosa aleta asoma por encima del agua. Cuando se cruzó pensé que era un delfín (e intenté evitar pensar que pudiera ser un tiburón), pero fue inevitable que las pulsaciones subieran de forma considerable. Nade fuerte para intentar acercarme, pero no conseguí encontrarme con el animal. Finalmente, cuando se alejó, me confirmaron desde la zodiac que era una pez luna.

Trascurrido un tiempo, nos plantamos cerca de las costas africanas en prácticamente 4 horas, y cuando estábamos a escasos 1.5 km de hacer tierra, se empezó a complicar la cosa. Encontramos una corriente bastante fuerte en contra de la dirección de nado.

Éramos tres nadadores, y uno de ellos estaba un poco más justo de fuerzas. El ritmo de nado que llevaba no era suficiente para vencer la corriente. El otro compañero y yo nos pusimos a su lado, intentamos animarle, echarle una mano, pero las fuerzas después de tanto tiempo en el agua escaseaban. Transcurrida casi 1 hora, nos acercamos a casi 200 metros de tierra, y la sensación de impotencia aumentaba. Nadábamos y nadábamos y apenas conseguíamos avanzar. Estuvimos a punto de tener que alargar la travesía 2 km más para poder hacer tierra, pero finalmente conseguimos refugiarnos de la corriente en punta Cires, y a eso de las 15h52’ conseguimos poner un pie en África.




¿En algun momento surgieron tales dificultades que pensaste que no lo harías?

La verdad que tuvimos un dia magnífico y muy favorable para hacer el cruce, de esos que escasean. El momento de mayor dificultad, como os he comentado fue llegando a África. En ese momento temí porque mi compañero no consiguiera su reto.

Personalmente, las sensaciones fueron muy buenas, y quitando ese momento del final, disfrute como un enano del cruce. El ritmo que venía marcado por el nadador más lento y fue un ritmo muy cómodo, que hizo mucho más llevadero todo el tiempo en el agua.

Cuando realizas el cruce del estrecho en grupo, la normativa exige estar siempre agrupados por cuestión de seguridad y no te permiten distanciarte. Si alguien lo hace, rápidamente el juez toca el silbato y ordena reagrupar a los nadadores. Por ello, tuvimos que nadar al ritmo del compañero más lento, que  puso todo de su parte para tratar de nadar lo más rápido posible.  Hay que pensar que el objetivo fundamental es acabar, y siempre tanto dentro como fuera del agua, y en el deporte en general debe reinar el compañerismo. Hay que apoyarse unos a otros y tratar de que todos consigamos los objetivos que nos marcamos.

     En alguno de los videos he visto como os aportaban plátanos, geles. Esas personas que había era de la organización o eran familiares. Me surgió esa pregunta al verlo.

Si, como os he comentado, tanto mi novia Carolina como mi amigo Manolo estuvieron echando una mano en la zodiac con el tema de los avituallamientos. Las corrientes son bastante fuertes, y a la hora de avituallar conviene hacerlo como mucho en 1 minuto para evitar que la corriente te desplace y tener que remontar después. Por tanto, nos vino de lujo su ayuda para poder hacer las paradas de forma rápida y sin problemas.

Cuando tomais geles en el agua o ingerís algún alimento también lo entrenáis en la piscina por ejemplo?

Bueno, en ese aspecto es algo muy similar al mundo de running. Por regla general, en piscina no solemos tomar nada más allá de agua o alguna bebida isotónica. Únicamente llevamos geles o alguna barrita cuando entrenamos distancias más largas que requieren un mayor desgaste de energía.

Poco a poco ves el final mas cerca. Físicamente como te encontrabas o surgieron algunos problemillas físicos.

Físicamente me encontraba bastante bien, aunque reconozco que bastante preocupado por mi familia. El cruce se alargó más de lo previsto, y sabía que ellos lo estaban pasando mal sin tener noticias de nosotros.

Quizás el que peor lo paso fue el nadador que llevaba algo menos de ritmo, puesto que él apenas pudo parar de nadar durante toda la travesía y llegó más justo de fuerzas.
Cuando entrenas de cara una prueba de estas características, hay que estar preparado para cualquier contratiempo. En el momento que menos esperas puede surgir una complicación que te haga abandonar.

Ves tu meta, que significa para ti al plantar el pie y terminar a la vez que cumplir un sueño.

Bueno, para mi la sensación de acabar fue muy similar a la de cuando acabe mi primer maratón. Hacer un sueño realidad, tener la satisfacción de cumplir un objetivo, echar la vista atrás y pensar en el sacrificio de tanto tiempo preparando la prueba, en la gente que te ha apoyado y te ha seguido…no se, es una sensación especial, difícil de explicar.




El viaje de vuelta en barca ¿que pensabas?

El viaje de vuelta a casa vives en una nube. El teléfono no para de sonar, las redes sociales echan humo de tanta gente felicitándote. Creo que hasta que no pasan un par de días, uno no es consciente de lo que ha conseguido y de la repercusión que tiene, y no consigues volver a la normalidad. Quiero aprovechar para agradecer a todas las personas que me han apoyado. Sinceramente me he sentido muy arropado, la gente se ha volcado y han sido unos momentos increíbles.

Como han sido los días posteriores, ¿muchos dolores?

Únicamente los hombros. Cuando sometes al cuerpo a un gran esfuerzo, al igual que en el running pasa con las rodillas, en la natación ocurre con los hombros. Algo de ibuprofeno, tres días de descanso, y de nuevo a competir y seguir entrenando para afrontar lo que resta de temporada.

 Y ahora que, ¿que planes tienes de aquí en adelante? Alguna que otra locura en mente? O ahora vuelves a entrenar atletismo y preprar algunas carreritas?

Realmente, y aunque pueda parecer extraño, la locura que tenía pensada para este año no era cruzar el estrecho. Ha surgido sobre la marcha y decidí aprovechar la oportunidad. El objetivo de este año era la travesía que tengo el próximo 17 de septiembre, en apenas dos semanas y que será unir a nado las Islas Cíes con Baiona con una distancia de 16 km.

 Para mi es una travesía con menos nombre que el estrecho pero no por ello de menos dificultad. Hay tramos de Atlántico puro, el mar puede estar muy revuelto y la temperatura del agua será mucho más fría que la del estrecho. Será toda una aventura…

Después, a mediados de octubre tengo previsto finalizar la temporada de aguas abiertas, y será momento de volverme a calzar las zapatillas para preparar el reto por tierra del año que viene, la maratón de Sevilla. Llevo tiempo sin correr y me va a costar volver a coger ritmo, pero poco a poco espero encontrar de nuevo sensaciones.

Supongo que has tenido mucho apoyo de personas. ¿Has tenido el apoyo de alguna empresa o algo que haya aportado algo de dinero en esta experiencia?

Ha sido increíble, la cantidad de personas que me han apoyado y se han volcado…no tengo palabras para agradecerlo. Me he sentido muy arropado. En cuanto al tema económico, desgraciadamente hoy en día es difícil encontrar apoyo en este sentido. Desde aquí aprovecho la oportunidad para ofrecerme si alguien quiere echarme una mano, las travesías llevan asociados un alto coste económico, que es difícil de soportar.

El ayuntamiento de La Puebla de Montalbán te entregó una bandera para mostrar allí, ese gesto del ayuntamiento representando al pueblo que significa para ti.

Es algo que no se puede explicar. Me he criado desde pequeño en La Puebla, y llevar su nombre de esa forma para mi es algo increíble. Todo un orgullo sentirme vecino de este pueblo y llevarle allí donde voy. De ahora en adelante, la bandera vendrá conmigo a todas las travesías que realice, y de esa forma voy a tratar de dar a conocer el pueblo y que la gente lo identifique dentro del mapa.




Si crees que se me ha olvidado algo y quieres mencionarlo puedes hacerlo. Sino aquí te dejo unas líneas para una despedida.


Simplemente quiero volver a agradecer a todo el mundo el apoyo que me han mostrado. Me han ayudado a hacer un sueño realidad, y los apoyos y los ánimos que he recibido de manos de tanta y tanta gente me han hecho sentir lo grande que es esto del deporte. GRACIAS.


Siempre detrás de un reto hay mucho trabajo detrás, muchas horas de entrenamiento, muchas cosas a las que renunciar o sino renunciar a todas si en muchas hacer puzzles con otros quehaceres que uno tiene en la vida. Una vez más enhorabuena por tu proeza y también felicitar a tus otros compañeros de viaje. 

Antes de poner el punto y final a esta entrevista mencionaros una vez más que siempre  hay que seguir luchando por los sueños e ilusiones, nada es imposible, seguramente a nuestro protagonista le suene este lema que he querido rescatar

´´NO DEJES QUE NADIE TE DIGA QUE NO PUEDES HACERLO´´ 




SIGUE TU RITMO Y LLEGARÁS A TU META. EL BLOG DE TEK0